Retroceder nunca, rendirse jamás.

Ante nuestra consulta semanal, el tarot respondió con un mensaje solo para valientes: es momento de llevar adelante nuestras búsquedas, hacer honor a lo que nos motiva y ponerlo en práctica. Estamos haciendo un gran trabajo en conquistar nuestro mundo interior, ahora es tiempo de llevar esa conquista a nuestro mundo exterior.

Este es el momento en el que nuestro entrenador nos dice que ya estamos listos para salir a la cancha, lo cual es inspirador e indicativo de todo el crecimiento interior que con los anteriores informes venimos nutriendo durante el año, corresponde ahora ir hacia afuera. Esta carta de tarot presenta este escenario como una batalla pero bien sabemos que no es en contra de nadie que defendemos nuestras ideas sino a favor de nosotros/as mismos/as. ¿En contra de quien crece una flor y brinda su belleza? ¿En contra de quién tenemos derecho a expresar nuestro espíritu?

Retroceder nunca, rendirse jamás: este lema bien podría estar inspirado en la convicción que tiene esta figura del tarot para enfrentar los embates de la vida. Cualquiera es soberano/a en un reino interior y solitario donde nadie nos cuestiona; no cualquiera es soldado en el reino exterior donde las convicciones, palabras y acciones no son tan fáciles de sostener ante las múltiples situaciones y puntos de vista del mundo que ponen a prueba nuestra coherencia interna.

Sincrónicamente hace solo unos días hubo una gran conjunción en la casa de Tauro, que desde la astrología decodificamos también como un llamado a pelear por lo nuestro, defender nuestras convicciones, plantarnos como hace el toro para mantener nuestro territorio.

Cuéntenos qué enciende esta carta de tarot en su interior, comparta con nosotros y otras personas cuáles son las cosas por las que vale la pena luchar y aproveche este espacio para poner en práctica ese aliento a sus convicciones dejando su comentario. Haga llegar este informe a más personas y sea la luz de su círculo.

Paz

X
A %d blogueros les gusta esto: