El tarot esta semana nos llama a conectar con la abundancia y con el 9 de oros nos dice: Aprecie su vida, perciba todo lo que tiene, valore sus logros.

Ud. quiere vivir en plenitud, cierto?. ¿Qué ilustraría que Ud. está alcanzando ese objetivo? ¿Cómo luce esa escena? ¿Cómo se ve Ud. en ella? ¿Cómo se quiere sentir cuándo lo logre? Deténgase un momento a responderse estas preguntas para aprovechar al máximo lo que sigue.

…. Bien, para saber si nos hallamos en el camino correcto para conseguirlo debemos hacernos conscientes de todo lo que ya tenemos en nuestra vida. ¿Cómo esperamos saciar nuestro anhelo de que la vida nos dé lo que más deseamos si no apreciamos lo que ya nos dió? ¿ Esperamos que lo que deseamos ocurra repentina y súbitamente? ¿no es eso infantil? ¿o en realidad deja muy al descubierto que no sabemos cómo sostener el proceso de construcción de nuestros sueños y apelamos a la fantasía irreal para refugiarnos de enfrentar nuestra incapacidad? Tal vez la vida ya le dió lo que está buscando, está frente a sus ojos y no puede verlo… todas estas preguntas y cuestionamientos nos hace esta carta esta semana.

Hace semanas que el tarot nos está invitando a un proceso de introspección muy fuerte y un resultado deseable es que haya logrado ver que en su vida Ud. dispone de los recursos que necesita para lograr lo que quiere. Si encuentra dificultades para percibirlo, cosa que es muy normal porque es Verdaderamente difícil verlo, utilice herramientas de autoconocimiento que le permitan entrar en consciencia de ello. Así como otras veces le invitamos a realizar tareas promoviéndole porque son sencillas, esta vez debo asumir que no es nada fácil saber distinguir los recursos que poseemos para lograr lo que queremos ; aquí le presentamos las herramientas que nosotros enseñamos para ello.

Esta carta por su sombra también puede estar hablando de una falsa sensación de todo resuelto o una negación de la necesidades propias tapando con recursos materiales otras necesidades igual o mas importantes de la vida, el alma y el espíritu. Nos encandilamos con los bienes materiales negándonos para futuros procesos que la vida tiene para nosotros como diciendo “yo estoy bien, tengo todo resuelto, no tengo nada que trabajar ni ver de mi mismo/a” lo que por otro costado deja ver la misma incapacidad de afrontar desafíos o compartir. Bastaría con mirar 10 centímetros para los costados y darse cuenta, por lo menos en condiciones generales de la actualidad que el juego ya no es estar bien uno/a mismo/a, sino empezar a trabajar en equipo con otros para cambiar el mundo que esperamos no haga falta señalarle que se está derrumbando. En el caso real en el que Ud. realmente esté bien y no esté compartiendo sus recursos para ayudar a otros y mejorar el mundo, no está entendiendo demasiado acerca de la vida y sus fundamentos lo que nos vuelve a demostrar una carencia espiritual que le sugerimos que aborde y le desmentimos su afirmación de que no le hace falta nada; lo sentimos a veces los mensajes del tarot son duros, no lo tome personal, por algo está aquí leyendo, probablemente necesitaba escuchar eso, agradezca a su alma por venir aquí.

Finalmente todos disponemos de abundantes recursos, este mundo nos ofrece todo lo que podemos imaginar, pero no nos da lo mismo a todos y eso es más maravilloso aún. Necesitamos aprender a generar, cosechar y cuidar nuestros recursos y saber intercambiarlos con otros si queremos vivir en la verdadera riqueza que es la del espíritu, a partir de la cual brotan las demás.

Cuéntenos aquí abajo en la caja de comentarios cómo le resuena esta carta de tarot y comparta este informe, sea la luz de su círculo.

Paz

X
A %d blogueros les gusta esto: